1 evento en vivo

Comprobado: el altruismo es tan satisfactorio como el sexo

Los impulsos generosos pueden llevar a la felicidad y resulta ser una verdad científicamente comprobada.

3 abr 2014
10h02
actualizado a las 10h05
  • separator
  • comentarios

El psicólogo de la Universidad de Harvard Dan Gilbert publicó un estudio en el que afirma que la acumulación de bienes materiales aumenta los niveles de satisfacción, pero solo a corto plazo. Su razonamiento viene avalado por la Universidad de Stanford, que cuenta con un centro de investigaciones sobre compasión y altruismo (Center for Compassion and Altruism Research), dirigido por la psicóloga Emma Seppala.

Foto: Thinkstock

"La compasión, además de hacer una diferencia increíble entre los que te rodean, es también uno de los mayores secretos para la salud y la felicidad. Sabemos que ayudar a los demás nos hace sentir bien, pero a veces se siente como que simplemente no hay suficientes horas en el día para participar en cualquier tipo de altruismo. Hay tanto que hacer, ¿es posible que pueda encontrar el tiempo para contribuir? ¡Sí! En cuestión de minutos, sin costo o a bajo costo, y desde su escritorio, usted puede contribuir" revela la página oficial de la experta.

Y es que al parecer el bienestar está asociado con el placer y cuando una persona se siente bien porque regala algo, hace un favor desinteresadamente o dona parte de su tiempo a obras en las que cree, se activa el circuito que reacciona ante actividades placenteras, como puede ser tener relaciones sexuales.

Según los autores Ori Brafman y Rom Brafman en el cerebro se alojan tanto un "centro del placer" como un "centro de altruismo", los cuales no pueden funcionar al mismo tiempo cuando cuando uno de los dos está bajo control.

Foto: Thinkstock
El núcleo accumbens una de las partes más primitivas del cerebro, asociado con un "lado salvaje": es el área que experimenta el placer y se asocia con el alto impacto que resulta de las drogas, el sexo, y los juegos de azar. En una reacción neurológica de la conducta altruista el surco temporal es la parte del cerebro responsable de las interacciones sociales: cómo percibimos los demás, cómo nos relacionamos, y cómo formamos lazos dicen los autores.

Son como dos 'motores' que se ejecutan en el cerebro y que  no pueden operar simultáneamente. Dos motores que se ejecutan con diferentes combustibles y que también necesitan diferentes cantidades, sin decir  que con ellos se necesitan de mucho para alimentarse.

También se ha logrado determinar que estas áreas específicas del cerebro que se activan ante una acción altruista, hacen que seres humanos contemos con una programación genética para dar, sin esperar nada a cambio. Aunque desde el punto de vista cerebral ese placer inmediato (como en el sexo) es la recompensa esperada y, por lo tanto, la esencia misma de la felicidad.

Para comprobar este hecho se hizo un experimento en la Universidad de Harvard, donde dos grupos de participantes recibieron una cantidad de dinero. El primer grupo podía gastarlo y el segundo debía donarlo o entregarlo en una obra social y a través de un test de satisfacción se demostró que los altruistas tenían  niveles de felicidad más altos.

Así mismo se ha comprobado que ser buena persona representa un fuerte atractivo para el sexo opuesto, según dice un estudio desarrollado por Universidad de Nottingham y el King's College de Londres . Allí investigadores trabajaron con 70 gemelas idénticas y 87 mellizas. Cada una de ellas completó un cuestionario con preguntas sobre su propio nivel de altruismo y sobre cuan deseable encontraba a esta característica en posibles parejas.

Foto: Thinkstock

Al analizar estadísticamente sus respuestas los autores notaron que la genética tenía influencia en sus deseos en cuanto a los hombres y en su forma de ser con relación a la generosidad. Por ese motivo, Phillips sostuvo que la selección natural puede tener algo que ver con las preferencias sexuales. Pero al mismo tiempo los factores que fueron similares en la mayoría de mujeres es que se sintieron atraídas por los hombres altruistas.

"Mostrar altruismo puede fácilmente constituir una prueba de esta capacidad (la de la elección, exixtente desde los primeros años de existencia del hombre, de parejas dispuestas a ser buenos padres a largo plazo) y por lo tanto generar un vínculo entre la generosidad y la selección sexual humana”, dijo Tim Phillips, uno de los autores del estudio.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad