¿No tenés pareja? En París se venden novios cual muñeco Ken