Turismo

publicidad
25 de diciembre de 2010 • 11:59 • actualizado el 11 de enero de 2011 a las 18:39

Las mejores piletas para refrescarse en Buenos Aires

Parque Norte, una buena opción para refrescarse
Foto: Télam
 

¡Qué calor en la ciudad! Mientras hordas de porteños huyen despavoridos camino a la Costa Atlántica, las sierras cordobesas o cualquier destino bien alejado del estrés y el cemento, muchos seguimos soportando el calor de Buenos Aires. Si no sos de los afortunados que gozan de su propia casa con pileta, te presentamos las variadas opciones para pegarse un buen chapuzón en la Ciudad.

Piletas públicas

Cuando el presupuesto apremia, nada mejor que ir a por las piscinas municipales. El Gobierno de la Ciudad cuenta con varias, ubicadas en parques y en polideportivos de clubes. Están ubicados en Parque Avellaneda (Lacarra 1257), Parque Chacabuco: (Av. Eva Perón 1410), Colegiales (Conde 235), Agronomía (Av. Constituyentes y Chorroarín), Barracas (Hornos y Brandsen y Vélez Sársfield 1271), Mataderos (Lisandro de la Torre y Monte), Costanera Norte (ex-Circuito KDT, en Costanera y Salguero), San Cristóbal (Oruro 1300), Parque Patricios (Pepirí 135), Floresta (Mercedes 1300), Villa Soldati (Parque Roca. Av. Roca 3490), Liniers (Patrón 6222) y Parque Sarmiento (Av. Balbín 4750). En general no cobran entrada, aunque sí se recomienda comprar un bono contribución optativo, de entre $1 y $3. Los horarios también dependen de cada pileta; en Parque Sarmiento, por ejemplo, la piscina sólo está disponible al público durante los fines de semana. Más información, en el sitio del Gobierno de la Ciudad.

Complejos privados

Los clásicos son las piletas de la Costanera Norte, junto al río. Parque Norte (en Cantilo y Güiraldes, frente a Ciudad Universitaria)  es un gigante que cuenta con tres piletas, canchas de tenis y fútbol y hasta clases de gimnasia. Las tarifas oscilan según edad y día de la semana en que se visite el predio, pero pueden llegar hasta los 50 pesos por persona.

La Zona Sur suma tres opciones: Open Park (en Rincón 160, San Justo), con cuatro piletas, espacio infantil y hasta parrillas; Parque Ribera Sur (Av. Roca y Gral. Paz, Lugano) y Piletas Namuncurá (Puente 12, AU Riccheri y Camino de Cintura, Aldo Bonzi). Estos últimos dos complejos tienen un detalle interesante: las piletas son de agua salada. Casi, casi como estar en Mar del Plata.

Para darse un gusto

Si el plan no es llevar a los chicos a chapotear ni ser entrevistado por el notero baboso de Crónica TV, y hay guardados algunos pesos ahorrados para disfrutar, la opción es disfrutar un día de relax en los hoteles de lujo de Buenos Aires. En todos los casos hay piscinas cubierta y al aire libre, decks, spa, sauna y una carta de comidas y bebidas especialmente diseñada para días de verano. Los recomendados: Hotel Madero (Rosario Vera Peñaloza 360), Caesar Park (Posadas 1232) y el Inter-Continental (Moreno y Piedras).