0

El Planet Regente De 2017

El Planeta Regente De 2017

1 ene 2017
03h00
  • separator
  • comentarios

¿Sabías que además del Regente del año, tenemos un planeta que nos rige cada 36 años, en un gran ciclo?

Estamos bajo la regencia del Sol desde 1981, por tal motivo, estamos todos más enfocados en nuestro ego y narcisismo, por eso nos volvimos más egocéntricos e individualistas.

Sólo para que lo entiendas mejor, en el siglo XX, por ejemplo, de 1909 a 1944, el regente era Marte, el dios de la Guerra y es por eso que tuvimos dos guerras mundiales en ese periodo.

Otro ejemplo para entender todavía mejor, 2016 es un año 9 (2+0+1+6) y según la numerología indica el fin de un ciclo.

Si nos detenemos a reflexionar, podemos observar que 2016 fue un año, especialmente, para cerrar ciclos. Para muchos, fue un año en el que la fuerza solar fue opacada pero que de una forma o de otra algo nuevo comenzó a despuntar y lo que ya no hacía sentido se terminó.

Siempre que comienza un nuevo ciclo de 36 años, el planeta regente de este ciclo rige el primer año del mismo.

Por lo tanto, el día 20 de marzo de 2017, comenzamos un nuevo ciclo, regido por Saturno, quién ya es conocido por su severidad y cobranzas, por sus obstáculos y límites, pero también por sus grandes transformaciones y maravillosas lecciones.

Iniciando un nuevo ciclo con Saturno, 2017 será regido nuevamente por este planeta, exigiendo a todos nosotros más responsabilidades y compromiso, de una forma más global y planetaria, además de la individual.

Debemos salir de nuestro mundo, de nosotros mismos, para observar responsablemente el planeta en el que vivimos y ponernos a trabajar en la reestructura de un trabajo, basándose en nuevos principios. Se acabó la fiesta de la adolescencia solar, en donde el narcisismo y el individualismo formaron parte de la vida de todos nosotros, ahora es hora de abrazarnos a la madurez o al menos comenzar a pensar seriamente en todo para comenzar a madurar. El compromiso con la construcción de nuevas bases y estructuras, mayor racionalidad y responsabilidad en todo lo que hacemos, mayor conciencia, paciencia y compromiso con la renovación y construcción de una nueva Tierra.

Todos experimentaremos la regencia de Saturno por partida doble, como regente del nuevo año y del nuevo ciclo. Por lo tanto, ¡comencemos a trabajar!

Saturno es un planeta de mucha importancia en la vida de todos nosotros y de la sociedad. Nos trae límites y responsabilidades. Podemos esperar un tiempo muy diferente al que vivimos, especialmente para las personas nacidas a partir de 1981, que comienzan una sociedad solar, exenta de valores humanitarios, y enfocada en los valores individualistas y narcisistas.

Saturno es un planeta de karma, su símbolo, es una calavera con una hoz. Podemos esperar un padre severo, que llega segando todo lo que no está de acuerdo con nuestro crecimiento y evolución tanto personal como colectivamente. No serán años fáciles, porque nos invitarán a reflexionar sobre los valores perdidos hace mucho tiempo. Quién no consiga adaptarse al ritmo de Saturno, su tarea será siempre difícil, especialmente para los jóvenes. Por lo tanto, es hora de percibir el mensaje que Saturno trae a nuestras vidas, los caminos que nos apunta y que debemos seguir.

Cuando Saturno toca nuestras vidas, no acepta disculpas porque es severo, duro y seco, por lo que debemos esperar las cobranzas. Saturno llega con seguridad para poner nuestras vidas en el camino correcto y el camino que respete mejor nuestro karma. Puede traer provocaciones, la necesidad de nuevas estructuras y eso no se dará, después de mucha lucha personal y colectiva.

Saturno está directamente ligado al trabajo, tanto personal e individual, como con nuestro trabajo diario. Crearemos nuevas estructuras, nos exigirán muchas responsabilidades y lo más interesante del periodo, puede ser el cambio total de valores humanos, colectivos, morales y éticos, que se perdieron en los últimos años. Pero ahora, llega una nueva moral basada en la aceptación de la Humanidad como un todo, no en dogmas creados por los hombres y las religiones.

Creo que los primeros años de su regencia, serán los más difíciles y podemos esperar algunas dificultades en 2017. Sin embargo, debemos esperar para este nuevo año, como el primer año de un gran ciclo, como un bebé recién nacido que necesita muchos cuidados, atención constante y mucho cariño y afecto para crecer emocionalmente saludable.

Espero que todos puedan abrir los brazos para recibir a Saturno, que llega para poner orden en casa, donde fuimos negligentes y descuidados.

Saturno llega para enseñarnos y a exigirnos la construcción de una nueva morada.  Una morada en la que podamos acomodarnos y sustentar física y emocionalmente.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad